Mujeres Extraordinarias

Mujeres y Salud

Post Page Advertisement [Top]

Pareja

Para ligarse a un zurdo

A raíz del artículo que escribí y que apareció con el título de Tengo novio zurdo , varias personas han enviado mensajes que agradezco. Debido a ello, esta vez escribo en respuesta a los comunicados de dos lectoras. Una de ellas me hace una serie de preguntas sobre cómo tratar a los jóvenes zurdos, y la otra de plano se avienta a preguntarme cómo se puede ligar a un amigo que es zurdo y a ella le agrada, a pesar de que su mejor amiga dice que es un pesado .

Empecemos por lo de la pesadez .
Fíjate, durante los últimos 25 años , es decir, prácticamente desde que estaba en la prepa, he tenido oportunidad de trabajar, de una forma u otra e ininterrumpidamente, con adolescentes . Una de las conclusiones a las que he llegado es tratar de explicarme por qué son tímidos o petulantes o exhibicionistas o acomplejados o agresivos , según sea el caso. Y te voy a explicar una cosa: hay etapas que no son fáciles (aunque digan lo contrario) para los hombres.

El paso de la secundaria a la preparatoria y, a veces también un poco antes y un poco después, es complicado. Por un lado, la figura paterna y la figura materna se han desmoronado , y eso provoca que se sientan inseguros. A partir de ese momento todo es incierto : qué carrera estudiar, cómo manejar el cuerpo, cómo vestirse, cómo conseguir lo necesario para estar a la altura de los gastos de sus amigos, drogarse o no... Y, finalmente, sostener una imagen frente a los amigos y otra frente a las amigas, partiendo de la base de que ambas imágenes son opuestas: frente a ellos hay que ser fuerte y duro ; frente a ellas hay que ser comprensivo y tierno, y todo sin que se den cuenta los otros y las otras.

Si a esto le sumamos que, por lo general, las mujeres viven primero que los hombres algunos procesos de maduración de su personalidad y de sus actitudes, es decir, están "más desarrolladas", y muchos piensan que son "más inteligentes" en términos generales... entonces te vas a encontrar con seres de una inseguridad terrible .

Sea cierto o no, cualquier muchacho interesado en ti, que sea de tu misma edad, ve como competencia invencible a los muchachos dos o tres años más grandes que ustedes las chicas. Todo eso le obliga a mostrarse valiente y un tanto rechazante, aunque nada más sea para que no se balconee su vulnerabilidad.

A sí que la pesadez de un preparatoriano puede ser producto de su enorme debilidad. Y si a eso le añades que es zurdo y se siente especial porque puede hacer dos o tres cosas que los derechos ni se imaginan, entonces no es raro que un zurdo joven sea medio payasón y presumido . (Ahora que, pensándolo bien, si muchas veces lo somos los que ya no somos jóvenes y se supone que ya reflexionamos sobre el asunto, por qué pedirle a un chavo que sea de otra forma…)

Debo aclararte algo para no comportarme como un sabihondo:
En primer lugar, todas las reflexiones que te haga las voy a hacer como un amigo que se divierte contigo jugando a pensar en temas que nos interesan a los dos. No como un especialista ni como un consejero , sino como alguien a quien simplemente le divierte observar la zurdera, y aparte le interesa la teoría del ligue .
En segundo lugar, pasa lo mismo que con los horóscopos y las tachas: lo que se diga de un zurdo reacciona de manera diferente en cada organismo. No creo que sea conveniente ligarse de la misma manera a un zurdo que es tímido, introvertido, bajo en autoestima y solitario, que a otro zurdo que se sienta la neta del planeta , es coreback de su equipo y fue educado para machín emprendedor y ejecutivo.
Además hay que tomar en cuenta sus prejuicios sociales y morales, su visión de la mujer, su idea del sexo y muchas otras variables. Por cierto, aprovecho para contarte algo que me pasó a mí, por aquello de que no creo conveniente que le hagas demasiado caso a lo que no te dicte tu propio corazón.

Cuando entré a la prepa descubrí que en el salón de secundaria de mi hermana había una niña sorprendente: decidí lanzármele . Mi hermana y otra de sus amigas se enteraron de que yo estaba interesado en ella por un amigo indiscreto y me dijeron que ellas sabían que, si me le declaraba, ella me iba a decir que sí. Con esta garantía , aproveché la fiesta de 14 años de mi hermana y llevé a cabo la ofensiva.

La chica lucía como nunca, muy diferente a la que conocí vistiendo la tienda de campaña que era su uniforme de escuela de monjas, y se había puesto un perfume (seguramente de su mamá) que no olvidaré nunca. Pero el ambiente estaba un poco cargado, pues ambos sabíamos -supongo, o al menos yo sabía- que había varia gente observándonos. ¡Imagínate mi sorpresa cuando le dije que si quería ser mi novia y me dijo que no ! ¡Qué humillación pública o qué broma tan pesada! Odié a mi hermana y a su amiga.

E n ese momento deseé que me tragara la tierra y juré nunca más volver a intentar declarármele a una mujer. Además nadie me había explicado que, cuando una mujer te dice que no , hay que insistir razonablemente para comprobar que no es un mero trámite para que no pienses que es muy fácil la cosa. Años después leí en un Código de amor de las cortes francesas del siglo XII un mandato que dice: " Amor divulgado, pronto terminado ". Pero ya era demasiado tarde, pues nunca más la volví a ver.

Así que continué mi adolescencia (más por orgulloso que por zurdo) sin novia alguna, sosteniendo mi principio de no arriesgarme nuevamente a un rechazo de esa magnitud. Hasta tercero de prepa, cuando sucedió que encontré -o me encontró- una mujer admirable y, por supuesto, mucho más inteligente que yo . Digamos que se llamaba Blanca Nieves por proteger a la occisa. Ella apenas iba en cuarto de prepa e iba en el único salón que cursaba francés igual que yo, por lo que teníamos, varias veces a la semana, la misma hora libre y yo me sentaba en la cafetería a platicar con ella y sus amigos de mil cosas.

Me gustó desde el primer momento. Ella y su amiga me invitaron a una fiesta en la que estuvimos bailando toda la noche y hasta, por momentos, yo tomaba su mano y jugaba a acariciarla. Pero aun así, y con todo y que ya le había regalado una monedita para ponérsela en el cuello, estaba decidido a no exponerme demasiado . Días después de la fiesta, invité a Blanca Nieves a tomar un café cerca de la escuela a la hora libre, para estar con ella pero sin sus amigos. Ahí me puse a platicar de mil tonterías hasta que se quedó callada , yo también enmudecí pero de pánico y Blanca Nieves aprovechó esos segundos para decirme algo que me asombró:

Ya sé lo que me vas a decir y te voy a contestar que sí -arriesgó demasiado y me fascinó, pues no hay nada que le guste más a un zurdo que los juegos complicados . Además, yo pude haberle dicho lo que estaba pensando: "¿qué es lo que crees que te voy a decir?"; pero me paralicé y en ese momento ella me dio un beso y comenzó mi primer enamoramiento no platónico y con conocimiento de causa.

Afortunadamente yo no era de esos que piensan que las mujeres no deben ser lanzadas y deben de llegar vírgenes al matrimonio y otras tonterías por el estilo. Y eso ella ya lo sabía, pues habíamos hablado al respecto.
Ahora que me preguntaste cómo puede una chica ligarse a un zurdo pensé que conmigo era muy fácil, pero yo no soy la medida de todas las cosas, así es que l e pedí a un amigo que tiene 17 años y es zurdo , que me escribiera cómo reaccionaría si se le declararan dos chavas, una que le gusta mucho y otra que no.

M e contestó lo siguiente, por cierto con una letra pésima, como buen zurdo : "A la que me gusta le correspondería con mucho gusto y trataría de conservarla, puesto que, por primera vez tendría amor correspondido y hasta parecería un milagro, pues no todos los días se te lanza una chava. Pero si se trata de una niña que no me late, no le haría caso, porque yo quiero a la mejor y no quisiera permanecer al lado de quien yo no quiero".

Esto nos lleva a otra pregunta. Lo importante no es cómo ligarse a un zurdo, sino cómo darse cuenta de que le interesas. El mismo dilema que tiene cualquiera a cualquier edad; creo que el camino más corto para resolverlo es la sinceridad . Puedes hablar con la otra persona de lo que sientes cuando estás con ella y, siendo abiertos y claros, todo se irá dando solito , si es que tenía que suceder. Si no fuera así, por lo menos te cae el veinte de que no tenía caso prolongar la situación o a lo mejor es bueno conformarse con una simple amistad.
Ahora que me pusiste a pensar sobre el asunto te voy a confesar algo: ya me muero de ganas de saber qué es lo que pasa entre ustedes dos . Así que espero que me lo cuentes -prometo no decirle a nadie- y me despido hasta la próxima. Atentamente, tu otro amigo zurdo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]

| Patrocinado por: Cheap Car Insurance Quotes Online